Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

El trabajo puede enfermar el cuerpo y la mente

Usar dos Tarjetas de Crédito en una misma compra, acumula dólares a 4.3 para compras futuras, aprovecha hasta el 60% de descuento en todas tus compras y muchas ventajas más. Cómprala una Gift Card YA..
Recibe nuestras actualizaciones vía Email Envía por correo tu aporte a este blog

Inflamaciones, males respiratorios, sordera y estrés son patologías comunes. Aires sin mantenimiento, alfombras y cortinas pueden provocar patologías respiratorias

GIULIANA CHIAPPE

ElUniversal.com

Músculos y huesos son los que más sufren en el trabajo. Pero también pueden enfermar las vías respiratorias, los oídos y la mente.

Incluso en los trabajos "seguros" dentro de las oficinas pueden ocurrir lesiones musculares y esqueléticas importantes.

La mala postura y la inadecuada ubicación de equipos de trabajo, pueden provocar serios traumas. De hecho, ocupan el primer lugar en patologías desarrolladas en el lugar de trabajo, según reportes del Instituto Nacional de Prevención de Salud y Seguridad Laborales, Inpsasel.

José Acevedo, médico especializado en Salud Ocupacional y director médico de CBL Integral Service, explicó que esas lesiones suelen afectar articulaciones, ligamentos, músculos y huesos y pueden ocurrir por diversas razones como estar mucho tiempo sentado o, por el contrario, parado o por las "malas posturas en las estaciones de trabajo".

Si una computadora, teléfono, mouse o calculadora está mal ubicada, el cuerpo está obligado a repetir un movimiento inadecuado que, a mediano plazo, provocará una inflamación y dolores en la columna, la cervical, el hombro o la muñeca.

"Al escribir en una computadora, las muñecas deben estar en línea recta con relación al antebrazo para no forzar el nervio y, así, evitar la lesión. El monitor debe ubicarse a la altura de los ojos, de manera que el cuello se incline muy levemente, en un suave ángulo de 20 o 25 grados. Y el mouse no debe estar ni muy lejos ni muy cerca del cuerpo. Lo importante es no realizar movimientos extremos", detalla Acevedo.

Aire y ruido

Un simple vistazo puede indicar si el aire acondicionado de la oficina está en buenas condiciones. Si alrededor del ducto se forma una aureola negra, le falta mantenimiento.

"Es obligatorio realizar mantenimiento anual a los sistemas de aire acondicionado que atienden ambientes cerrados porque, de lo contrario, se puede desarrollar el síndrome del edificio enfermo", explica el médico. A esto también contribuye el uso de cortinas y alfombras, que acumulan polvo. Lo más conveniente es el uso de pisos fáciles de limpiar y de persianas, preferiblemente verticales.

Los trabajadores de algunas industrias son también propensos a contraer enfermedades respiratorias pues se enfrentan al polvo de las construcciones, y a químicos irritantes como la pintura.

La tercera gran patología laboral es la llamada "hipoacusia profesional" o pérdida parcial del oído. Es un problema que se desarrolla gradualmente por lo que es difícil diagnosticarla. No sólo las personas que trabajan en lugares ruidosos son susceptibles a padecerlas. También deben ser muy cuidadosos los empleados de call center y similares.

"La hipoacusia suele agudizarse debido al uso excesivo de audífonos o por escuchar la música dentro del carro muy alta. Lo primero que se pierde es la capacidad de escuchar sonidos agudos pero, como puede seguir conversando, la persona percibe muy tarde que padece ese problema", comenta. Es recomendable que los exámenes médicos anuales incluyan una audiometría.

Estrés frecuente

Hace diez años, el estrés laboral no era un problema común. En el ranking de afecciones causadas en el lugar de trabajo, aparecía entre los puestos 12 y 15. A partir de 2006, se ubica en el cuarto lugar.

Tiene mucho que ver con la autoexigencia del trabajador, pero también influye su relación con los compañeros, si su jefe inmediato es "castigador", si siente que se le oculta información o si está ocupando un cargo superior a sus habilidades. Todo esto, sumado a la ciudad convulsionada en que se vive, exacerba el estrés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada