Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

Delegados de Prevención alertan de factores de riesgo a la salud en Orinoco Iron

Usar dos Tarjetas de Crédito en una misma compra, acumula dólares a 4.3 para compras futuras, aprovecha hasta el 60% de descuento en todas tus compras y muchas ventajas más. Cómprala una Gift Card YA..

Conozca cómo comprar una Gift Card


Recibe nuestras actualizaciones vía Email
Envía por correo tu aporte a este blog


Natalie García
correodelcaroni.com/

Las deficiencias en el sistema de colectores de polvo en el área de briqueteadoras (Hot Dedusting) en la estatizada Orinoco Iron preocupa a sus empleados, especialmente a los delegados de prevención que alertan de los peligros que esto conlleva para quienes están directamente expuestos a la contaminación con mineral de hierro.

Andrés Espinoza, trabajador de la planta y delegado, explica que los colectores de polvo se encargan de evitar que los residuos del proceso de reducción originados en la fabricación de las briquetas salgan al ambiente. Sin embargo, unas desviaciones en los referidos sistemas de control exponen la salud de los empleados a quienes les toca hacer el lavado de los equipos dos veces al día.

“En el 2009 logramos que Inpsasel hiciera una inspección. Al final no hubo corrección de lo hallado. Luego vino el Plan Guayana Socialista y se propuso un proyecto para elevar la producción, y a la vez se propuso que si se iba a elevar el nivel de producción se debían hacer inversiones para corregir la desviación en el sistema, hasta la fecha eso no ha ocurrido y ya están todos los informes técnicos al respecto, los proyectos y además se han tocado las diferentes instancias”.

En total son 2.414.230 millones de dólares que se requieren para hacer la mejora de los 12 colectores de polvo y permitir así que la producción de la planta sea ampliada sin riesgos a la salud de los empleados.

Peligro latente
Recuerda el delegado que en el 2007 Juan Rojas, que laboraba en ese departamento, falleció producto de una enfermedad ocupacional certificada por el Instituto Nacional de Prevención, Salud, Seguridad Laboral (Inpsasel).

Actualmente hay tres empleados también certificados con enfermedades que deben ser reubicados en otros puestos.

“El mineral entra al sistema respiratorio y se oxida dentro del cuerpo, generando enfermedades respiratorias.

Los empleados del área están constantemente expuestos a estas partículas, pero de haber una inversión que ya está en proyecto y sólo hacen falta los recursos, podemos superar eso e incrementar los niveles de producción con seguridad”.

Aclara que muchos en la planta se niegan a hablar o reclamar por lo que pasa, para no ser tildados de “anti revolucionarios”. “La salud y la seguridad no tienen color político. El que más grita no tiene la razón y ese es un llamado a los trabajadores y a los sindicatos de Guayana, la lucha no es sólo por lo reivindicativo también por la salud en las áreas de trabajo”, sentenció.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada